Descripción


DESCRIPCIÓN
El embarazo comporta un incremento de las necesidades nutricionales de la mujer, tanto por los cambios que experimenta su cuerpo, como por las demandas del feto para su desarrollo.
Es por esto, por lo que es recomendable que la alimentación de la mujer embarazada se suplemente con complementos alimenticios ricos en vitaminas, minerales, y ácidos grasos omega-3 (DHA) que presenten una excelente tolerabilidad y una composición adaptada a las recomendaciones de los expertos en ginecología y obstetricia.
MODO DE EMPLEO
Se recomienda tomar una cápsula al día en una de las comidas principales acompañada de un vaso de agua.